Melisa - Una de las plantas más antiguas en el jardín de los conventos

Breve y conciso

Nombre científico: Melissa officinalis L.
Nombres comunes: Toronjil, hoja de limón, hierba cidra, melisa, hierba huerto, limonera
Familia: Lamiaceae (Lamiáceas o labiadas)
Origen: Región mediterránea oriental (Balcanes y Asia Menor) o incluso Asia occidental
Regiones de cultivo: Especialmente España y sur de Francia
Botánica: Arbusto de aprox. 70 cm de altura con un fuerte olor a limón y muy proliferativa
Época de recolección: de junio a julio
Partes de la planta utilizadas: Hojas

Uso histórico y tradicional

La melisa se puede encontrar en muchos jardines de conventos y jardines de hierbas como una de las hierbas medicinales más antiguas y conocidas. La trajeron los árabes a Europa en el año 10 después de Cristo. Allí la aprovecharon los romanos contra las enfermedades del corazón y los trastornos del bazo. Por esa razón la llamaría más tarde Hildegard von Bingen «consuelo del corazón»: «La melisa es caliente. Una persona que la coma reirá a gusto, porque su calor llegará al bazo y, por ello, alegra el corazón.»

Paracelso dijo sobre ella: «La melisa es, de todas las cosas que ofrece la tierra, la mejor de las hierbas para el corazón. Al ingerirla, alegra y anima el corazón. Renueva todas las fuerzas del cuerpo.»
 

Con cada paso que damos en la maravillosa naturaleza divina nos encontramos siempre una y otra vez nuevas plantas altamente beneficiosas y curativas.

Sebastian Kneipp

Uso actual

La melisa se eligió en 2006 como la planta medicinal del año. Sobre todo en el ritmo de vida actual es una planta importante. Sus relajantes y calmantes aceites esenciales son una gran ayuda en días de mucha actividad y ayudan a dormir como fuerza suave para cuerpo, mente y alma.

¿Sabías que?

El nombre botánico de la planta «Melissa» significa algo así como abeja de miel, ya que la planta tiene una gran fuerza de atracción para las abejas.